Suscribase a nuestro boletin

Suscribase a nuestro boletin y enterese de las mejores ofertas y novedades, constantemente estamos actualizando nuestros productos y precios, no se pierda nuestras promociones y registrese ahora.

 
 


Paleta Ibérica Hay 23 productos.

PALETA IBÉRICA

La paleta ibérica es otro producto ibérico clásico en la gastronomía española. Fisiológicamente, el jamón es el producto elaborado con las patas traseras del cerdo,...  Más información





PALETA IBÉRICA

La paleta ibérica es otro producto ibérico clásico en la gastronomía española. Fisiológicamente, el jamón es el producto elaborado con las patas traseras del cerdo, mientras que la paleta se elabora con las paletas delanteras.

Si bien la paleta y el jamón de un mismo cerdo presentan un sabor muy parecido, es cierto que entre ambos hay detalles sutiles que las diferencian. Al fin y al cabo, como dijimos antes provienen de zonas del cerdo claramente separadas.

Presentamos cuatro diferencias básicas entre la paleta y el jamón:

  • La paleta suele ser más aromática
  • La paleta sabor ligeramente más dulce
  • La paleta ibérica pesa entre 4 y 6 kilos y parte de ellos es hueso, el jamón ibérico pesa entre 6 y 9,5 kilos con menor proporción de hueso
  • El jamón es menos graso que la paleta, tanto en grasa externa como intramuscular, afectando por tanto a su aroma y sabor.
  • En una paletilla ibérica se aprovecha un 40% del peso de la pieza original, y en un jamón un 50%. Es decir: el 60% del peso de una paletilla (el 50% en un jamón) corresponde al hueso, pezuña, corteza exterior, y grasa sobrante (grasa que no se come).

En definitiva, hay amantes acérrimos del jamón como los hay de la paleta, pues es una simple cuestión de gustos. A su vez, sería extraño encontrarse con una persona amante de la paleta y que rechace el jamón o viceversa.

La paleta tiene tres zonas:

  • La maza, parte más jugosa e infiltrada de tocino.
  • La contramaza o babilla, más sabrosa magra y prieta.
  • El codillo, de menor tamaño y menos provecho que en el jamón.

Las lascas de la parte de la maza tienen mayor proporción de grasa infiltrada y tocino, son las más vistosas de la pieza. Las de la contramaza son más curadas y con menos veta.